Método 1 de 2: Limpieza y cuidado inicial

  • Care for a New Tattoo Step 1.jpg
    1Escucha a tu tatuador. Si has cumplido con informarte y has elegido a un buen tatuador, este te proporcionará instrucciones detalladas para cuidar tu nuevo tatuaje, que deberás seguir con cuidado. Cada tatuador tendrá una opinión un poco diferente de cuál es la mejor forma de cuidar un tatuaje nuevo, pero no te preocupes, los artistas con más reputación tienen años de experiencia cuidando tatuajes nuevos, así que sus métodos han sido probados. [1]
    • Piensa que es como si tu tatuaje tuviese garantía: si no sigues las instrucciones del artista, puedes anular la garantía y él o ella no te hará retoques gratuitos.
    • Recuerda: los tatuadores quieren que tu tatuaje se cure perfectamente y se vea bonito tanto como tú, así que no te darán ningún mal consejo.
    • Las siguientes instrucciones pueden variar un poco de lo que te diga tu tatuador, pero pueden servirte como buena directriz.
  • Care for a New Tattoo Step 2.jpg
    2. Deja el vendaje de 2 a 24 horas. Una vez el tatuaje esté completo, tu tatuador limpiará la zona, aplicará una pomada antibacteriana y lo cubrirá con un vendaje o apósito. Una vez que abandones la tienda de tatuajes, intenta resistir la tentación de abrir el vendaje para echar un vistazo o enseñarle tu nuevo tatuaje a tus amigos. El vendaje sirve para proteger el tatuaje de bacterias que puedan penetrar en la piel hendida. El vendaje debe dejarse un mínimo de 2 horas antes de quitarlo.
    • Un apósito grueso, absorbente y antiadherente es el vendaje que más usan los tatuadores. Son muy efectivos, ya que permiten que el tatuaje respire y a la vez es lo suficientemente grueso para proteger la piel de bacterias y golpes. También son muy absorbentes, lo que permite que se dejen puestos hasta 24 horas antes de tener que quitarlo.[2]
    • Hay muchos tatuadores que creen que lo mejor es envolver el tatuaje en papel film, mientras que hay muchos más que creen que es lo peor que puedes hacerle al tatuaje.
    • Los que apuestan por el papel film creen que es la mejor manera de envolver un tatuaje nuevo, ya que es fácil de aplicar y quitar sin que se pegue a la piel. También forma un escudo protector que protege el tatuaje de las bacterias.
    • Los que se oponen al film se basan en que evita que el oxígeno pase al tatuaje, y el oxígeno es esencial para que sane. También sella la humedad y aumenta la temperatura de la piel, creando una zona perfecta para la reproducción de bacterias.[1]
    • Sea lo que sea lo que use tu tatuador para cubrir el tatuaje, asegúrate de seguir su consejo con cuidado. Los dos tipos de vendajes se han usado con éxito anteriormente. Recuerda que hay que cambiar el papel film más frecuentemente que cualquier otro vendaje para evitar la reproducción de bacterias.Care for a New Tattoo Step 3.jpg
      3. Retira el vendaje con cuidado. Todavía se discute cuánto tiempo tiene que dejarse el vendaje hasta que se quita. Muchos tatuadores coinciden en que se debe mantener un tatuaje cubierto un mínimo de 2 horas antes de quitarlo, pero el tiempo máximo recomendado antes de quitarlo varía entre 4 y 24 horas. Los tatuajes cubiertos con plástico son la excepción; el papel film no debe dejarse en un tatuaje nuevo más de 2 horas.[3]
      • En realidad, la cantidad de tiempo variará según el tamaño y la localización del tatuaje, junto con el nivel de filtración del tatuaje y el tipo de vendaje utilizado. En la mayoría de los casos, es mejor seguir el consejo de tu tatuador, pero también deberás seguir tu propio juicio y sentido común.
      • Para quitar el vendaje, mójalo con agua templada para evitar que se pegue a la piel. Debe quitarse fácilmente una vez que esté húmedo. Desecha el vendaje usado.
       Care for a New Tattoo Step 4.jpg
      4. Lava el tatuaje con cuidado. La mayoría de los tatuadores recomiendan agua templada y jabón antibacteriano o antimicrobiano sin aroma. Usa las manos para frotar con cuidado el tatuaje, eliminando restos de sangre, plasma o tinta. Esto ayudará a evitar que el tatuaje forme costra demasiado pronto. No uses una toalla, esponja vegetal ni cualquier otro tipo de esponja para limpiar el tatuaje, ya que pueden albergar bacterias.[1]
      • No pongas el tatuaje directamente bajo el agua. Lávalo de manera indirecta salpicándolo con agua con tus manos. El chorro de agua directamente del grifo puede ser muy molesto en un tatuaje nuevo.
      • Si tu nuevo tatuaje cubre una gran zona de piel, puede ser más fácil lavarlo en la ducha.
       Care for a New Tattoo Step 5.jpg
      5. Deja que el tatuaje se seque al aire. Una vez que hayas lavado bien el tatuaje, tienes que secarlo con una servilleta de papel dando pequeños toquecitos. No frotes el tatuaje, ya que puede causar irritación. Una vez que hayas eliminado el exceso de humedad, tendrás que dejar el tatuaje descubierto durante 20 minutos o 1 hora. Esto permitirá que el tatuaje respire y que el exceso de humedad se evapore.
      • Debes permitir que tu tatuaje respire aún después de lavarlo o de que se moje.
       Care for a New Tattoo Step 6.jpg
      6. Aplica pomada. Una vez el tatuaje esté completamente seco y la piel empiece a sentirse tirante, puedes aplicar un poco de pomada como Bacitracin en el tatuaje. Asegúrate de aplicar solo una capa fina de pomada que sea suficiente para que el tatuaje brille y aplícala suavemente hasta que quede absorbida por la piel. Es muy importante que no apliques demasiada, sino ahogarás el tatuaje y fomentarás el crecimiento de bacterias.[4]
      • Debes continuar aplicando la pomada después de lavar el tatuaje durante 3 o 5 días o hasta que empiece a pelarse. A esas alturas, puedes cambiar a una loción sin aroma.
      • No uses productos con base de petróleo como vaselina, ya que son demasiado pesados y pueden obstruir los poros, causando erupciones en el tatuaje. También sacan la tinta del tatuaje a la superficie de la piel, provocando que el tatuaje pierda el color antes de que esté curado del todo.
      • Hay algunos productos de especialistas en el mercado que son un poco caros, pero funcionan a las mil maravillas para curar tatuajes. Uno de esos productos es Tattoo Goo, que no es grasoso y está hecho con ingredientes naturales. Otro producto genial es H2Ocean, que es espuma en vez de crema, que usa una concentración de sal para evitar la infección.[1] After Inked también es un gran producto, ya que no es derivado del petróleo y utiliza principalmente aceite de semilla de uva (conocido por tener más valor antioxidante que la vitamina E). Además, ayuda al proceso de curación y tiene excelentes propiedades hidratantes.
       Care for a New Tattoo Step 7.jpg
      7. Continúa limpiando e hidratando tu tatuaje de 3 a 5 veces al día. Debes continuar limpiándolo con jabón antibacteriano y agua templada hasta que esté completamente curado. Esto puede durar de 3 a 6 semanas, dependiendo del tamaño y la localización del tatuaje. Límpialo aproximadamente 3 veces al día, aunque deberás limpiarlo más a menudo si el tatuaje está en la mano, muñeca, pie u otra zona que esté más expuesta a los gérmenes.[5]
      • Después de aplicar pomada antibacteriana especial durante los 3 o 5 primeros días, puedes cambiarte a una crema hidratante normal después de cada lavado. La mayoría de los tatuadores recomiendan no usar cremas con aroma, colorante o que contengan brillantina. Recuerda aplicar solo una capa fina de crema, ya que demasiada hidratación puede afectar de manera negativa al tatuaje.
      • La curación inicial del tatuaje durará hasta 2 semanas. Durante ese tiempo es posible que el tatuaje se descascare, como si fuera una quemadura por el sol. También es posible que se salga un poco el color de la piel a medida que se descascare el tatuaje, pero es completamente normal.
      • Después de que la piel se descascare, el tatuaje se verá vidrioso y estará tirante. También podría tener trozos de piel blancos o turbios que te verás tentado de quitar, pero intenta resistirte. Esto se conoce como “piel de cebolla” y se caerá por sí sola en un par de semanas.
      • Si has cuidado bien de tu nuevo tatuaje, estará curado y tu piel estará completamente regenerada en unas 4 o 6 semanas. [2]
       

      Método 2 de 2: Ten en cuenta qué evitarCare for a New Tattoo Step 8.jpg

      • Evita sumergir el tatuaje. Hasta que se haya curado completamente, evita nadar en la piscina, el mar o meterte en la bañera. Hay dos motivos para no hacerlo: primero, exponer tu tatuaje a mucha agua puede sacar tinta de la piel y dañar la apariencia del tatuaje; segundo, el agua en las piscinas, el mar o la bañera puede contener suciedad, bacterias, productos químicos y otras impurezas que pueden infectar el tatuaje.[2]
        • Será completamente seguro volver a estas actividades cuando el tatuaje esté curado, pero por ahora debes ceñirte a enjuagarlo en la ducha o el lavabo.
         Care for a New Tattoo Step 9.jpg
        2. No expongas tu nuevo tatuaje al sol. La luz del sol es el peor enemigo de los tatuajes nuevos. Los rayos del sol pueden ampollar la piel y aclarar el color de tu tatuaje. Por este motivo, es mejor mantener el tatuaje cubierto y alejado de la luz del sol durante al menos 3 o 4 semanas hasta que la curación inicial se haya completado.[2]
        • Después, tendrás que seguir protegiendo tu tatuaje usando un protector solar de factor 30. Esto evitará que palidezca con el sol, manteniendo los colores por más tiempo.
         Care for a New Tattoo Step 10.jpg
        3. No te rasques el tatuaje. A medida que se cura, el tatuaje empezará a formar costra. Es normal, y las costras tienen que dejarse secar y caerse por sí mismas. No intentes acelerar el proceso rascándote las costras. Esto podría hacerlas caer prematuramente, dejando agujeros o manchas más claras en tu tatuaje.
        • Si no tienes las manos limpias, podrías infectar el tatuaje. Tienes que lavarte las manos con un jabón antibacteriano antes de tocar el tatuaje y nunca debes dejar que otra persona te lo toque mientras se cura.[5]
        • La piel seca, con costras o pieles puede picar mucho, pero rascarte el tatuaje puede hacer caer las costras. Puedes aliviar el picor golpeando el tatuaje con la palma de la mano o con un poco de crema hidratante. [3]
         Care for a New Tattoo Step 11.jpg
        4. Evita la ropa ceñida. Evita ponerte ropa ceñida en la zona donde lleves el tatuaje, especialmente al principio. Mientras un tatuaje se cura, filtra plasma y exceso de tinta, que puede pegar la ropa al tatuaje. Esto hará que quitarse la ropa sea doloroso y puede arrancar las costras recientes.[4]
        • Si tu ropa se pega a tu tatuaje, ¡no la despegues fuertemente! Moja el área con agua, así se aflojará la ropa para que se pueda retirar sin dañar tu tatuaje.
        • Además, la ropa ceñida evita que entre el suficiente oxígeno al tatuaje, y el oxígeno es esencial para el proceso de curación.
        • Ponte ropa limpia y holgada, de día y de noche, mientras tu tatuaje se cura.
         Care for a New Tattoo Step 12.jpg
        5. Evita hacer ejercicio. Los tatuajes que cubren zonas grandes, o los que están cerca de las articulaciones (como los codos o las rodillas), pueden tardar más en curarse si la piel se ve forzada a moverse demasiado durante entrenamientos intensos u otras actividades físicas. El movimiento agrietará e irritará la piel, prolongando el proceso de curación del tatuaje. Por esta razón, deberás evitar entrenamientos innecesarios durante al menos unos cuantos días después de hacerte el tatuaje. [3]
        • Si estás en una clase de defensa personal como karate o kickboxing, debes avisarles a tus compañeros para que eviten golpearte en el lugar equivocado.
        • Si tu trabajo implica actividad física, como la construcción o baile, es posible que sea mejor hacerte el tatuaje un viernes para que tengas todo el fin de semana y se cure antes de volver al trabajo.
         Care for a New Tattoo Step 13.jpg
        6. Evita la hinchazón. La hinchazón puede aparecer en los tatuajes nuevos en los pies, tobillos o en la pantorrilla, especialmente si estás de pie mucho tiempo. Si esto ocurre, puedes reducir la hinchazón tomando ibuprofeno, aplicando una compresa fría en la zona inflamada y elevando los pies y piernas.

      Consejos

      • No te depiles el tatuaje hasta que esté completamente curado. Si te depilas alrededor, no permitas que la crema o el pelo irrite o infecte el tatuaje.
      • Evita ir a saunas y salas de vapor mientras se cura el tatuaje, ya que la humedad puede eliminar pigmentos de la piel.
      • El frío puede ayudarte a deshacerte del picor. Pon una compresa fría sobre el tatuaje con cuidado.
      • No te vendes más el tatuaje después del vendaje inicial que te haya puesto el tatuador al terminar de hacerte el tatuaje. Estos necesitan aire para curarse, y el papel film o las gasas solo ahogarán el tatuaje y prologarán la curación. Cuando duermas, simplemente evita reposar en el tatuaje, y si te preocupa manchar la cama con tinta, pon una toalla debajo de ti para evitar que se manchen las sábanas.
      • Evita la ropa acolchada, ya que las pelusas pueden meterse en las costras y causar infección.

      Advertencias

      • Se pueden contagiar enfermedades y virus durante el proceso de hacerse un tatuaje si se usa una aguja sucia. Por eso, es importante encontrar una tienda con reputación. Recuerda que tendrás aquello que pagues.
      • Incluso después de que tu tatuaje esté curado, puede tener un poco de relieve. Esto es porque la tinta todavía tiene que “asentarse”. Esto tarda unas 4 semanas.
      • No uses productos como las cremas triple antibiótico. No son para heridas punzantes (y recuerda: un tatuaje son miles de pequeñas heridas punzantes). Esto causará que la piel debajo del tatuaje y alrededor se cure demasiado pronto.
      • No te dejes el vendaje ni el papel film por más de 6 horas. Estos retienen el calor y mientras el tatuaje supura, puede empezar a acumular bacterias, cosa que podría causar una infección.
Algo de Interes Ink Tatuajes

One Reply to “Cómo cuidar un tatuaje nuevo”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *